Image

En los últimos dos años el mundo cambió radicalmente. De salones de clase llenos, conciertos, eventos para reunir a miles de personas, reuniones familiares etc. Se pasó a buscar la manera de distanciarnos a todos, con el fin de proteger lo más afectado en ese momento, la salud. Empezamos a comunicarnos por medio de canales digitales y a tratar de adaptarnos lo mejor posible a esa llamada "nueva normalidad" .Pasó el tiempo y poco a poco esta separación nos llevó a notar que algo no iba bien, que deseábamos poder abrazar a nuestros familiares, compartir un rato con amigos cara a cara, ir de paseo o incluso venir a Roma para participar del congreso Univ. Comenzamos a necesitar, naturalmente, de nuestras relaciones humanas tal y como eran antes. Aunque es importante resaltar que el hecho de sentir su ausencia, nos llevó a realizarnos preguntas profundas: ¿Por qué necesito las relaciones humanas? ¿Cómo influyen las relaciones humanas en nuestra felicidad y a la de los demás? ¿Cómo estas contribuyen a nuestra salud integral? 

Don Giulio Maspero, profesor en la Pontificia Universidad de la santa Cruz en Roma nos comparte la siguiente reflexión al respecto: 


Image

Dr. Giulio Maspero

Doctor en Física y en Teología Dogmatica, actual vicedecano de la Facultad de Teología en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz, Roma

"La pandemia que ha apretado el mundo en sus garras se puede comparar precisamente con un "desierto", una "Cuaresma" mundial, que paradójicamente nos unió a todos aislándonos. Pero cuando estás al límite, cuando experimentas riesgo, pobreza y precariedad, puedes comprender lo que verdaderamente cuenta en la vida. Así, este tiempo nos ha dejado como herencia, la experiencia de la importancia fundamental de las relaciones personales, la conciencia de que no se pueden dar por sentadas y que no todas tienen la misma fuerza.

Desde el punto de vista religioso y espiritual, el desierto siempre ha sido un lugar de encuentro con Dios y con lo esencial, precisamente porque nos hace encontrarnos con nuestros propios límites nos pone de frente lo ilusorio que es la autosuficiencia y revela la falsedad de los ídolos. Así, durante este período, algunas poblaciones se han fortalecido, mientras que otras se han debilitado. Algunas de las actividades que considerábamos esenciales y absolutamente necesarias resultaron ser superfluas, mientras que otras que no considerábamos tan importantes fueron decisivas y fundamentales para nuestras vidas en este tiempo turbulento.

En la reconstrucción de las relaciones, se vuelve esencial apoyarse en esta lección, invertir nuestras energías y esfuerzos en lo que realmente vale la pena. Esto es particularmente importante para los estudiantes universitarios, que saben al embarcarse en su viaje por el mundo, que deben ser los protagonistas del futuro.  ¿Cómo puede reflejarse la nueva conciencia de la importancia de las relaciones personales en la forma en que estudiamos y leemos la realidad después de la pandemia?"


En esta edición de UnivForum 2022, buscaremos  profundizar en la importancia de las relaciones humanas de amistad, laborares, familiares y, por medio de las conferencias magistrales y demás actividades de esta jornada en la Ciudad Eterna, dar razones y herramientas para vivirlas mejor, redescubriendo su fuerza y gran valor.